miércoles, 29 de julio de 2015

Violencia Sexual  en Razón de Género



La violencia Sexual en razón de género tiene un daño directo a mujeres y niñas en su mayoría, por considerarse así como las sobrevivientes o principales víctimas, sin embargo no se descarta que tanto niños como hombres también son objeto de violencia sexual.

La violencia sexual comprende la explotación y abuso de cualquier acto, intento o amenaza que como resultado tenga un daño físico, psicológico y emocional. 

La violencia sexual en razón de género se refiere a la que va encaminada directamente a una persona en base a su género o sexo.

La mayoría de los casos de violencia sexual en razón de género involucran a víctimas femeninas y un agresor masculino, en el caso del abuso contra niños y hombres, también son cometidos por agresores masculinos.

¿Dónde se produce el abuso sexual en razón de género?

En la familia, se da el abuso sexual en el hogar donde en la mayoría de las veces es causada por un familiar cercano, violencia relacionada con la dote, violación por el compañero de vida, la mutilación genital femenina, explotación sexual comercial y otras prácticas tradicionales pero dañinas.

Las probabilidades que las niñas sufran violencia sexual en razón de género dentro del ámbito familiar es más alto, éstas violaciones en su mayoría no se reportan, dado que involucran a los padres, padrastros, abuelos, hermanos y tíos como atacantes.

Otro agresor en potencia es el cónyuge o novio debido a que el rol de género aceptable en las parejas, el hombre es quien ejerce el poder y toma decisiones sobre la mujer, llevando a la discriminación, la violencia y el abuso.


En la Comunidad y el Estado, la violación, abuso sexual, el acoso y la intimidación sexual por la condición de poder, se refiere al abuso por parte de miembros influyentes, maestros, líderes, fuerzas de seguridad, soldados o políticos respaldados por su posición de autoridad donde la víctima se niega a denunciar tal acto de violencia, debido a la posición de confianza y poder que el agresor se encuentra.

En las instituciones el ocultar información, retrasar o negar asistencia médica, ofrecer salarios desiguales a cambio del mismo trabajo y obstruir la justicia, son algunas formas de promover la violencia y la administración de justicia adecuada.

Los trabajadores de ayuda humanitaria, lamentablemente se han dado  casos de trabajadores humanitarios que gozan de posiciones de gran autoridad en lugares de asilo donde comenten actos de abuso sexual en razón de género.

La violencia sexual y por razón de género está profundamente enraizada en las relaciones desiguales de poder, las mujeres están usualmente en una posición desventajosa en comparación con los hombres del mismo nivel social y económico.

¿Cómo prevenir y tratar el problema?

Un plan de prevención y respuesta, debe centrarse y dirigirse tanto a los mujeres como a los hombres, desarrollando actividades de educación y conciencia comunitaria en la forma que puedan convertirse en agentes de cambio y prepararse a cómo responder a las necesidades de las víctimas ya sea a través de la denuncia, monitoreo, evaluación, empoderamiento, salud, protección y seguridad.


Es fundamental que las personas e instituciones que trabajan directamente en el tema reciban una capacitación y sensibilización, debido a que son piezas claves ya sea en la prevención o erradicación, pero en el caso que se diera el abuso y prácticas discriminatorias de su parte, solo ayudaría a mantener e incrementar la violencia por razón de género en vista a que no existiría una confianza directa a pedir ayuda o protección por parte de las víctimas.

1 comentario:

  1. La violencia es tambien un abuso a los derechos humanos, no callemos denunciemos y apoyemos a las victimas de violencia, no solo mujeres y niñas lo sufren tambien los niños y hombres que fueron abusados en su infancia

    ResponderEliminar